Buscar
  • Big Minds

Los malos hábitos que pueden dañar la salud de tus hijos

Actualizado: 13 ago 2019

Cuando des un buen ejemplo, ayudarás a tus peques a aprender buenas maneras de sentirse feliz y tomar decisiones saludables


Niños padres peleando big minds

Los niños aprenden a manejar sus actitudes, habilidades, comportamiento, todo, por los ejemplos que tienen de sus padres. Deben saber que la forma más poderosa de enseñarles hábitos saludables no es con recompensas o castigos. En cambio, actuando de manera positiva podrá lograr que su hijo tenga conductas saludables.


Cuando des un buen ejemplo, los ayudarás a aprender buenas maneras de sentirse feliz y tomar decisiones saludables. ¿tienes cambios para hacerte? Está bien. Pueden hacerlo juntos.


Estos son algunos de los malos hábitos que tus peques pueden copiar de ti. Ten cuidado con tu comportamiento, no querrás que él copie las cosas negativas que ve en ti.


Criticarte a ti mismo

Los comentarios negativos sobre tu apariencia envían el mensaje de que la autoestima debe basarse en solo lo exterior. Puedes capacitar a los niños para encontrar fallas en lo que ven en el espejo, lo que los puede configurar para problemas de autoestima y una imagen corporal deficiente.


Deja las observaciones críticas. En su lugar, habla sobre lo bien que te sientes cuando haces ejercicios, comes alimentos saludables o duermes lo suficiente. Esas son las lecciones que quieres que tus niños recuerden.


Comer emocionalmente

Si usas la comida para sentirte mejor cuando estás triste o decepcionado, podrías estar transmitiendo mensajes poco saludables a tus hijos. Les estás mostrando que la comida es la manera de sentirte bien contigo mismo.


En su lugar, trabaja en otras formas de mejorar tu estado de ánimo cuando te sientas deprimido. Deja que te vean hablar con amigos o salir a caminar para mejorar tu estado.


Beber para animarse o sentirse mejor

Si llegas a casa después de un mal día en el trabajo y dices: “necesito un trago”, le muestras a tu hijo que el alcohol es una buena manera de relajarse y superar los obstáculos. Lo mismo vale para depender de toneladas de café o soda para obtener energía.


En su lugar, busca formas más saludables para aliviar el estrés o energizarte. Prueba hacer ejercicios, la meditación o un pasatiempo relajante e involucra a toda la familia. Esas son buenas maneras para que todos se relajen o recarguen.


Discutir siempre

Si tú y tu pareja se critican constantemente, sus pequeños aprenderán a que está bien actuar de esa manera. El estrés es a menudo un desencadenante de conflictos.


Si necesitas ayuda para manejar la tensión diaria, examina algunas técnicas de manejo del estrés. Discutir puede hacerte sentir mejor al principio, pero peor después. Además, el estrés de las peleas tiene un efecto negativo en los niños.


Chismes

Criticar la forma en que alguien se ve o actúa puede ser un signo de baja autoestima. Pregúntate a ti mismo si hay una buena razón. Lo más probable es que lo hagas por costumbre, así que opta por no hacerlo y menos delante de tus hijos.


Lo mismo ocurre con muchos de los programas de televisión de chismes de hollywood y revistas. En lugar de eso, apaga el televisor, no compres revistas y muestra a tus hijos como entretenerse de manera saludable.


Si sientes que tienes un comportamiento negativo y lo muestras delante de tus hijos, no lo ignores y busca la manera de mejorarlo. Detecta cuales son los errores que estás cometiendo y úsalos a tu favor, mostrándole a tus pequeños cuál es la manera correcta de actuar.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Copia-de-LOGO-BIG-MINDS-ORIGINAL-01.png