Buscar
  • Big Minds

¿Cómo hablar con tu hijo sobre el peso?

Actualizado: 13 ago 2019

Si tu peque tiene sobrepeso o simplemente piensa que tiene un problema con su aspecto, puede convertirse en una preocupación mayor.


¿Soy gordo? Dos palabras que ningún padre quiere escuchar. Pero su hijo puede decirlas, o hacer otra pregunta relacionada con el peso, en algún momento.


La verdad es que la mayoría de los niños piensan en el peso y las niñas de tan solo 6 años se preocupan por ser “demasiado gordas”. Las investigaciones muestran que la mayoría de los adolescentes y los varones adolescentes también están preocupados por su aspecto.


Si tu peque tiene sobrepeso o simplemente piensa que tiene un problema con su aspecto, puede convertirse en una preocupación mayor. Como padres, puede ser una cosa situación de abordar.


No importa la edad de tu hijo, hay muchas maneras en las que puedes hablar sobre el peso sin herir sus sentimientos y ayudarlo a encontrar formas de estar saludable. Aquí hay algunas estrategias inteligentes que todos los padres deben saber.


Intercambiar declaraciones por preguntas

Tu instinto podría ser tranquilizar a tu peque. Pero afirmaciones como “eres hermosa tal como eres” y “todos somos diferentes” pueden parecer un poco para los niños, incluso si lo crees, no es específico de su situación.


¿Un mejor enfoque? Pregúntale cómo se siente con respecto a su peso o por qué lo piensa. Muchas veces, los niños no van a salir y decir lo que sienten hasta que te les preguntes. Escucha lo que dicen y siéntete libre de hacer más preguntas. Sus respuesta pueden indicarle cómo guiar la conversación.


Realizar la pregunta correcta también podría indicarte otros problemas, como otros niños que lo acosan. También es útil preguntarle a tu hijo qué cree que lo ayudaría a sentirse bien consigo mismo. Por ejemplo, podrías preguntar: ¿cómo crees que podrías estar más saludable? Y ¿qué podemos hacer como familia para tomar mejores decisiones?


Cuida tus palabras

Si tu hijo tiene 6 o 16 años, las etiquetas relacionadas con el peso pueden herir sus sentimientos, incluso si no quiere que ese sea el resultado. De hecho, los médicos no usan las palabras obesidad o sobrepeso con niños. En cambio, hablan sobre salud y dicen cosas como: ser saludable es importante.


Por la misma razón, evite llamar a los niños gordos, delgados o utilizar otros términos que emitan juicios sobre su apariencia.


Hacer de la salud un asunto de familia

Conversar con un niño sobre el peso puede ser difícil para cualquier padre. Pero recuerda que lo que dices no importa tanto como lo que haces. Si tu pequeño tiene un problema de peso, la mejor manera de ayudarlo a estar saludable no es hablar con él, es hacer que toda su familia haga un esfuerzo para vivir más saludable. De esa manera, tu hijo no se sentirá aislado y se sentirá más apoyado.


Busca formas divertidas de llevar la salud a casa. Por ejemplo, lleva a tus hijos a la tienda de comestibles y cocina comidas saludables juntos. Jueguen un partido de fútbol en familia, y encuentren maneras de mantener a todos activos todos los días.


No importa si uno de tus hijos tiene sobrepeso y otro no. Los niños delgados todavía pueden estar en riesgo de prediabetes y otros problemas de salud si comen mal. Toda tu familia debe trabajar hacia un estilo de vida saludable.


¿no estás segura de cómo ayudar a tu hijo? Habla con un profesional sobre los pasos correctos a seguir. Para obtener consejos sobre alimentación y nutrición, busca a un dietista pediátrico. También puedes pedirle al médico de tu peque que te asesore y te dé otros recursos que podrán ayudar a tu peque a vivir de manera saludable y sentirse bien consigo mismo.


- Big Minds

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Copia-de-LOGO-BIG-MINDS-ORIGINAL-01.png